Instituto de Vida Silvestre

Asesoría y talleres para la conservación de recursos naturales en Latinoamérica.

flecha
 · 

Cuidados de la ANESTESIA en FELINOS

Son múltiples los cuidados que se deben tener en cuenta cuando se anestesia a felinos silvestres. La anestesia representa siempre un riesgo para el animal. Antes de cualquier procedimiento anestésico es importante realizar una evaluación física general del animal, así como también evaluar qué tipo de protocolo anestésico se va aplicar para reducir la morbimortalidad anestésica, y considerar las condiciones ambientales que pudieran ser beneficiosas o no para el procedimiento de contención química Se debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

a. Protocolo anestésico

La eficiencia de los medicamentos anestésicos y analgésicos que son empleados durante la inducción anestesica y de su seguridad en la administración y reacción en el animal, dependen de una adecuada valoración del paciente. Por tales motivos, se debe considerar antes de iniciar un procedimiento de inducción anestésica, cual o cuales drogas son las más adecuada para el paciente a tratar y que ventajas ofrecen los fármacos a utilizar.

 

¡Es importante no improvisar!, siempre se debe planificar profesionalmente y según la experiencia del médico veterinario, que tipo de protocolo se va a emplear, los procesos de monitoreo de la inducción anestésica y de las reacciones que pudiera tener el paciente

positiva o negativamente.

 

Por lo anterior, durante la anestesia, tendríamos que formularnos una serie de interrogantes que pudieran estar en referencia al tipo de anestésico y analgésico que se elige para la inducción y mantenimiento de una inmovilización química eficiente.

 

Aunque se disponen de fármacos eficaces que se han usado durante años, se han incluido también nuevos protocolos de inducción anestésica con nuevos fármacos, así como técnicas de mantenimiento anestésico más eficientes y seguras, lógicamente con sus

ventajas e inconvenientes en la práctica clínica.

 

Los requerimientos de una droga o combinación anestésica ideal, debe de contemplar: 

 

1. Alto índice terapéutico para compensar la ausencia de valoración preanestésica y

errores de estimación de peso en el animal.

 

2. Alta concentración de los principios activos de los anestésicos que permita una única

aplicación y disminución de los volúmenes de medicamentos.

 

3. Tiempo prolongados y rápidos de inducción, y gran compatibilidad entre los medicamentos si se mezclan.

 

4. Buen sedante, relajante muscular y calidad analgésica.

 

5. Mínimos efectos colaterales locales y sistémicos, seguro para administrar por vía parenteral mediante métodos de administración a distancia (cerbatanas, pistolas, rifles, vara de inyección), o de uso inhalatorio.

 

b. Evaluación del paciente

Se deben tener en cuenta los siguientes datos a la hora de una evaluación preanestésica en estos animales:

 

a. Edad.

b. Sexo.

c. Peso.

d. Historia Clínica (en animales de vida libre es difícil tener una historia clínica previa, se consideran como información de referencia, experiencias anteriores en animales silvestre en cautiverio o la evaluación por otras técnicas de monitoreo y visualización en campo).

 

Igualmente, es muy importante dentro de la evaluación del paciente felino considerar el posible riego anestésico, tomando en consideración los siguientes parámetros en forma general:

 

1. Paciente aparentemente sano.

 

2. Paciente que pudieran presentar enfermedad sistémica leve que no limita la funcionalidad de ningún órgano, y va a ser sometido a una evaluación médica o cirugía menor que no implica riesgos a la anestesia.

 

3. Enfermedad sistémica moderada que incrementa el riesgo anestésico y complica el protocolo anestésico y los cuidados postoperatorios a seguir, incluyendo a pacientes geriátricos que se encuentren aparentemente sanos.

 

4. Enfermedad sistémica grave que pone en peligro la vida del animal y afecta a la seguridad y realización de la inducción anestésica.

 

5. Paciente moribundo que no va a sobrevivir más de 24 horas.

 

6. En casos en que se realice una anestesia de emergencia, esta se integra en cuanto a sus consideraciones a cualquiera de los puntos anteriores.

Monitoreo anestésico del paciente

Es de suma importancia por parte del médico veterinario responsable y del grupo de trabajo, vigilar constantemente el estado del animal que se está tratando. No solo es necesario monitorear permanentemente el tiempo de mayor o menor inducción de la droga anestésica, sino también las constantes fisiológicas, tales como:

 

Frecuencia Cardiaca.

Frecuencia Respiratoria.

Pulso.

Temperatura Corporal.

Saturación de Oxigeno.

Tiempo de Llenado Capilar.

Sensibilidad Corporal.

 

El monitoreo de estas constante debe realizarse antes, durante y posterior al procedimiento de inmovilización, así como también vigilar las respuestas que el animal manifieste en su recuperación parcial o total, y en casos que se presenten problemas fisiopatológicos.

Recuperación anestésica

Culminado el procedimiento y monitoreo de la inmovilización química, se procede a la etapa de recuperación del animal. Un paso muy importante es visualizar en el animal, cuando se inicia la recuperación del reflejo deglutorio y laríngeo, el cual se evidencia a través de intentos de toser, tragar o morder. Si ha colocado un tubo endotraquial de forma preventiva, hay que retirarlo y no olvidar desinflar el balón de neumotaponamiento con el fin de evitar lesiones en la mucosa traqueal.

 

En el caso que se haya utilizado agentes inhalatorios, el vaporizador de anestesia de gases se debe cerrar, y tener listo el animal para su traslado en forma segura. Siempre se deben tomar otras medidas profilácticas complementarias, en relación a la aplicación de medicamentos de soporte para el animal, como es la administración de antagonista, antibióticos de larga acción, antinflamatorios (esteroideos o no esteroideos), hidratación parenteral, suplementación vitamínica, reconstituyentes metabólicos, otros; dependiendo del criterio del médico veterinario, tipo de procedimiento realizado que justifique la inmovilización química (captura, traslado, evaluación biomédica, cirugías, marcaje, toma de muestras, otras), tiempo y duración la anestesia, cuadro clínico del paciente, entre otros operaciones.

 

La recuperación de la anestesia debe realizarse en un lugar tranquilo, con mínima estimulación visual y auditiva. En caso de manejo de felinos silvestres en cautiverio, se debe de realizar en una jaula de recuperación, jaula de contención o área de manejo. En caso de inmovilización de

felinos en vida libre se debe colocar al animal en un lugar sombreado y fresco, quitar cualquier elemento que haya reforzado la inmovilidad del animal de forma física (cuerdas, vara lazos, otros), extraer del lugar alrededor del animal cualquier equipo o material utilizado para el

procedimiento de inmovilización y monitoreo médico o biológico, y principalmente tomar distancia prudencial en relación al animal y protegerse en lugares seguros. En ambos casos citados, lo más importante después del procedimiento es garantizar la seguridad de los participantes que intervienen en el trabajo de inmovilización.

Si quieres aprender más no te pierdas nuestro curso que está por arrancar sobre ANESTESIA EN FELINOS, para ver detalles haz clic en el botón de abajo.